PrincesBull's


-???-

Alimentación, Higiene, Belleza y Salud del Bulldog Inglés.

Cuidados Bulldog Inglés

CUIDADOS BÁSICOS DEL BULLDOG INGLES

Duración Media de Vida:

Por término medio, y cuidados correctamente, los bulldogs viven entre diez y doce años, aunque bien cuidados pueden alargarse hasta los quince años. Para que logren llegar en condiciones óptimas a una vejez tranquila, hay que adoptar una serie de precauciones:

Alimentación:

Alimentar con un pienso equilibrado y de calidad. Cuidar su alimentación es muy importante, es imprescindible que desde cachorro coma equilibradamente, ya que a esta raza es propensa a engordar. Probablemente en materia culinaria estamos ante un experto. Para él la comida es lo máximo, por lo tanto se debe cuidar su alimentación, y así evitar que engorde demasiado, previniendo patologías circulatorias y dificultades respiratorias.
Comprarle un cuenco de acero inoxidable para el agua y otro para la comida. Los de plástico podría comérselos.

CACHORROS: Deben mamar de la madre hasta el mes y medio de edad. De todas formas a las 4 semanas comenzaremos ya a proporcionarles papilla de destete (Starter) mezclada con leche maternizada. Entre el mes y medio y los 2 meses comenzaremos a proporcionarles pienso de cachorro, adaptado a su tamaño de adulto, en 3 o 4 veces al día. Entre los 5 y 6 meses de edad les cambiaremos a solo 2 tomas de alimento al día. Dejan de crecer en altura entre los 5 a 18 meses de edad (según la raza) pero continúan desarrollándose en anchura unos meses más. No deis calcio extra sin consultar con el veterinario.

ADULTOS: Les daremos una pequeña cantidad de su ración diaria por la mañana y el resto de la ración por la noche, después del paseo para prevenir la torsión de estómago. Atención al sobrepeso. Adaptad la cantidad de comida a la energía que gaste vuestra mascota. Algunos “huesos” de piel de vacuno o de goma les ayudarán a entretener el hambre mientras cuidan sus dientes.

SENIORS: Por encima de los 7-8 años su metabolismo cambia enormemente, sus órganos no funcionan como antes y tampoco gastan tantas calorías al pasear.... Adaptad su nutrición a un pienso senior.

Ejercicio:

Existen mitos de que estos perros no deben de hacer ejercicio, o que se mueren generalmente por condiciones cardíacas, esto es cierto y a la vez falso.
Estimularlo a que realice paseos diarios y así mantenerlo en buena forma física. A partir de los primeros meses de vida tiene que acostumbrarse a realizar ejercicio físico y su salud se vera beneficiada en el futuro. Deberán hacer ejercicio durante 20 o 30 minutos diarios a paso medio para tonificar sus músculos y mantener la adecuada capacidad respiratoria este ejercicio consistirá en caminatas matutinas o nocturnas ya que no debemos exponerlos al calor, pues debido a su morfología muchas veces el paladar es muy largo y no permite que el aire penetre a los pulmones en forma adecuada además de que son muy susceptibles a sufrir shock por el calor.

Exceso de calor:

Los Bulldogs suelen recalentarse fácilmente, por la temperatura, la excitación, el ejercicio o el estrés. Los Bulldogs Inglés pueden morir de agotamiento por calor. Cada vez que usted y su bulldog son en tiempo caluroso , tomar agua con usted . Jamás dejar a un bulldog encerrado en un auto, ya que esto le puede originar un golpe de calor.
Es muy importante que su Bulldog Inglés tenga agua, si sales a pasear debes llevar contigo una botella de agua para darle de vez en cuando ya que lo verás fatigado. Si viaja con su Bulldog Inglés, también necesitará una botella de agua fresca. También una botella de spray con agua fría para rociar ligeramente la cara y el cuerpo si nota que su Bulldog Inglés está jadeando o respira pesadamente. Es obligado para largos paseos y viajes por carretera.

Reglas de Comunicación:

El bulldog es un perro muy social, sin embargo es importante educarlo de forma correcta. De esta manera logramos un animal equilibrado y conseguimos comunicarnos eficientemente con él. La educación del perro comienza desde muy cachorro, ya que en el primer periodo de vida es cuando tiene la máxima capacidad de aprendizaje. Una orden de obediencia tiene que ser dada con un mensaje acústico y visual siempre igual.

Vacunación:

Provocar mecanismo de defensa a través de la vacunación no solo beneficia al bulldog sino a los animales que conviven con éste y, sobretodo, a sus propietarios.

El plan vacunal se establece siempre en la primera visita al veterinario. Depende de la edad del animal, de su estado sanitario y de las enfermedades más habituales en la zona. En general se empieza con vacunas de parvovirus y/o moquillo a las 6 semanas de edad, se vacuna a los dos meses con polivalente y se revacuna a los tres meses también con polivalente. En cachorros recomendamos también incluir en su pauta vacunal la prevención contra el coronavirus (diarreas víricas) y Bordetella bronquiseptica (resfriados con abundante secreción nasal).

Higiene

La higiene, limpieza y cuidado es de gran importancia, contribuye a mantener un control de parásitos externos y microbios. Durante la época de calor aplicar productos contra las pulgas y una pipeta mensual para toda clase de parásitos. Desparasitarlo cada 3 meses o mínimo 6 meses.

Cepillado:

El arreglo de los Bulldogs es relativamente sencillo ya que su pelaje es corto, aún así es necesario cepillarlos regularmente a fin de retirar el pelo muerto. Con el cepillado también estimularemos la producción de los aceites naturales que son los que añaden brillo y un aspecto sano al pelaje del Bulldog Inglés. Utilizaremos una manopla o cepillo de goma. La mayoría de los Bulldogs acaban asociando estas sesiones como un masaje que les resulta de lo más reconfortante. Recordad que se cepilla desde la piel y hasta la punta del pelo, no solo por encima. Al acabar pasad el cepillo también a favor de pelo. Durante las épocas de muda debéis cepillarlo con mayor frecuencia aún.

Baño:

Si lo cepillamos a menudo no es necesario bañarlo con demasiada frecuencia. No lo bañéis más de cada 3 o 4 semanas. Bañarlo cuando sea oportuno con un jabón o shampoo neutro de uso frecuente. Antes de mojarle le cepillaremos para eliminar los pelos muertos y permitir que el agua penetre mejor. Pondremos una alfombra antideslizante en el fondo de la bañera para que se sienta firme y seguro y mojaremos el cuerpo del Bulldog Inglés con agua caliente. Secar bien con toallas y no dejar que coja frio. Si queréis proteger las orejas de que entre agua introducirles unas bolas de algodón. Acordaros de enjabonar a conciencia los pliegues del rabo y zona genital.

Arrugas:

Las arrugas y pliegues conviene limpiarlo diariamente a fin de evitar la proliferación de bacterias. La falta de ventilación y la humedad acumulada hacen que ahí debajo proliferen hongos y bacterias que provocan infección y irritación. Para evitarlo Consiste en mantener la zona limpia y seca. Limpiar con toallitas húmedas de bebé con lanolina y aole vera después secarcon una gasa. Si están muy sucios enjabonad con Betadine jabonoso o jabón con clorhexidina y a continuación pasad agua limpia y una gasa para secar.
Para proteger pasad arrastrando otra gasa por el pliegue previamente impregnada de clorhexidina en gel o vaselina.
Si huele mal es que hay infección y entonces es mejor visitar al veterinario.

Las orejas:

Necesitais unas gasas y cualquier limpiador auricular del mercado. Se hecha un chorro en el interior del conducto auditivo, se masajea la oreja por fuera y luego pasad la gasa enrollada en el dedo por el interior de la oreja para ir sacando la suciedad hacia fuera. Los pliegues que pueda haber limpiadlos con bastoncillos.
Revisar las orejas como mínimo una vez al mes, para limpiar el exceso de cerilla, polvo y mugre que pudieran estar presentes; así como eliminar el exceso de pelo que crece en el orificio auditivo.

Los ojos:

Los bulldogs son propensos a producir mucha lágrima. Utilizaremos una gasa en la cual empaparemos con suero fisiológico para retirar con mucho cuidado las legañas de los bordes exteriores de los párpados y restos de secreciones oculares del borde del ojo. A continuación secaremos con una gasa los bordes externos de los párpados y el lagrimal.

La nariz:

Si está reseca y agrietada le aplicaremos una pequeña cantidad de vaselina de la farmacia para que la trufa de nuestro bulldog recobre su aspecto negro, brillante y hidratado. Con esta técnica también reblandeceremos los restos de suciedad que se hayan podido acumular en la trufa y nos será muy fácil eliminarlos.

Los dientes:

Es conveniente limpiarlos como mínimo una vez por semana a fin de evitar el sarro. Le frotaremos con un cepillo blando pequeño de niños o bien una gasa enrollada en el dedo. Al principio pasadlo suavemente por dientes y encías, unos segundos y solo empapado en agua del grifo. Cuando se haya acostumbrado añadir una gota de cualquier elixir para enjuague bucal del supermercado y durante mas segundos.
En el mercado también encontraremos una amplia gama de juguetes para morder, que además de recreativos están diseñados para limpiar la placa bacteriana dental. Alimentarle con pienso seco también favorece la higiene dental. Las croquetas de pienso, al masticarlas, ejercen una acción de limpieza sobre los dientes. Por esto, y por su formulación nutricional, es importante escoger un pienso adecuado a la edad de nuestro bulldog.

Las uñas:

Es importante que las uñas no sean demasiado largas; no solo desde un punto de vista estético, sino que unas uñas largas harán que nuestro Bulldog Inglés tienda a abrir los dedos, doblar los pies y pisar mal. Para cortar las uñas compraremos un cortaúñas de máxima calidad para perros. Cortaremos poco a poco para evitar el sangrado, pues a menos que ésta sea transparente no veréis los vasos sanguíneos. Los bulldogs que hacen mucho ejercicio sobre superficies de tierra (no hierba o asfalto) desgastan de forma natural las uñas.

La vejez:

Llega un momento en la vida de todo animal en que comienza a no ser el mismo de siempre, su metabolismo cambia y su ritmo de vida también. Llega una etapa diferente en la que va ha estar aun mas atento a todo lo que pasa en casa, desde su sitio de observación al pie del sofá (o encima). A partir de los 7-8 años podemos considerar a nuestra mascota como senior. Adaptaremos el ejercicio (moderado pero diario) y la alimentación (pienso comercial para perros senior) a su edad. Los condroprotectores pueden evitar o retrasar la aparición de trastornos articulares. Evitaremos el sobrepeso dándole menos calorías si fuera necesario, pues ya no las va a “quemar” corriendo como antes. También observaremos, quizá, que no oye como antes y que tampoco su olfato es el de siempre. Algunos órganos internos pueden también funcionar menos, como el tiroides, glándulas adrenales y páncreas. Si le cuesta aguantarse el pipi, deberemos sacarlo un poco mas a menudo a la calle. Es el momento de anticiparse a la enfermedad y hacerle un CHEQUEO GERIATRICO ANUAL.
En definitiva es una etapa en la que tendréis que estar más atentos a su salud.

EL BOTIQUIN DE MI MASCOTA

- Termómetro digital sumergible
- Tubo de vaselina
- Limpiador auricular: EPI-OTIC, OTO-CLEAN o CANAURAL
- Desinfectante para heridas y pliegues: BETADINE, TOPIONIC, EQ-MINA
- Toallitas humedecidas con lanolina, tipo bebe para ojos y oidos.
- Compresas de gasa, venda de gasa, algodón, esparadrapo.
- Un frasco de suero fisiológico y jeringuillas
- Pomada cutánea tipo POSITON o PANOLOG
- Si se marea en los viajes: PRIMPERAN y BIODRAMINA



-???- | -???-